Infecciones estreptocócicas

Las infecciones estreptocócicas se refieren a cualquier tipo de infección causada por el grupo de bacterias estreptococos. Existen muchos tipos diferentes de bacterias estreptococos, de ahí que las infecciones varíen en gravedad, desde infecciones leves de garganta hasta infecciones potencialmente mortales en la sangre y órganos. Afortunadamente la mayoría de las infecciones por estreptococos pueden ser tratadas con antibióticos.


Los estreptococos se dividen en dos grupos principales:

  • alfa-hemolítico, a su vez compuesto por dos grupos incluyendo a los Streptococcus pneumoniae
  • beta-hemolítico, compuesto por varios grupos, entre ellos los estreptococos del Grupo A y los del grupo B. (clasificación en la que se enfoca el presente artículo)

Estreptococos del grupo A

Los estreptococos del grupo A suelen encontrarse en la superficie de la piel y dentro de la garganta. Ellos son una causa común de infección en adultos y niños. Se pueden propagar mediante gotas de tos o estornudos de una persona infectada, o por contacto directo con una persona u objeto contaminado.

Las infecciones leves causadas por estreptococos del grupo A

La mayoría de las infecciones causadas por este grupo son desagradables, pero no suponen una amenaza grave para la salud. Estas incluyen:

  • causasInfecciones de garganta (faringitis estreptocócica) y amigdalitis. Pueden causar dolor de garganta, inflamación de los ganglios y molestias al tragar.
  • Impétigo, es una infección de la piel que puede causar llagas, ampollas y costras.
  • Celulitis, se trata de una infección en las capas más profundas de la piel, rápidamente las zonas afectadas pueden mostrar enrojecimiento, dolor, hinchazón y calor.
  • Infección del oído medio, que a menudo causa dolor de oído, fiebre y cierta pérdida temporal de la audición.
  • Sinusitis, infección de las pequeñas cavidades detrás de la frente y los pómulos, hace que la nariz se sienta tapada, con secreción nasal y dolor punzante en la cara.
  • Escarlatina, infección que causa una erupción generalizada de color rojo o rosado y se siente como papel de lija al tacto.

La mayoría de las personas con una infección menor por estreptococos del grupo A se recuperan por completo, aunque existe un pequeño riesgo de que la infección se extienda a otras partes del cuerpo o cause complicaciones si no se trata, especialmente la fiebre reumática.

Las infecciones invasivas por estreptococos del grupo A


En algunos casos, la bacteria estreptococo puede penetrar más profundamente en el interior de los tejidos y órganos, dando lugar a una infección invasiva. Estas infecciones son menos frecuentes y suelen afectar a ciertos grupos de personas, incluyendo bebés, personas mayores, personas con diabetes o con un sistema inmune débil. Los ejemplos de infecciones invasivas incluyen:

  • Neumonía, es una infección en los pulmones que causa tos persistente, dificultad para respirar y dolor en el pecho.
  • Sepsis, infección de la sangre que causa fiebre, taquicardia y respiración rápida.
  • Meningitis, infección en la capa externa protectora del cerebro que provoca un fuerte dolor de cabeza, vómitos, rigidez en el cuello, sensibilidad a la luz y erupción de color rojo con manchas distintivas.
  • Síndrome de shock tóxico, ocurre cuando las bacterias liberan toxinas en la sangre, lo que puede causar fiebre alta repentina, náuseas y vómitos, diarrea, desmayos, mareos y confusión.
  • Fascitis necrotizante, es una infección en las capas más profundas de la piel, la grasa y el recubrimiento del músculo (fascia), que puede causar dolor severo, hinchazón y enrojecimiento de la zona afectada. Puede propagarse muy rápidamente.

Aunque estas infecciones a veces son relativamente leves, las perspectivas generales para las infecciones invasivas más graves causadas por estreptococos del grupo A son pobres. Se estima que hasta una de cada cuatro personas que desarrollan una infección estreptocócica invasiva mueren por su causa.

Estreptococos del grupo B

Los estreptococos del grupo B por lo general viven en el interior del sistema digestivo y en la vagina sin causar daños. A veces pueden causar infecciones del tracto urinario, de la piel, infecciones óseas, infecciones de la sangre y neumonía, sobre todo en personas vulnerables como los ancianos y las personas con diabetes.

Estreptococos del grupo B en el embarazo

Se estima que una de cada cuatro mujeres embarazadas tiene bacterias estreptococos B en su sistema digestivo o la vagina. Estas bacterias pueden pasar al bebé a través del líquido amniótico o durante el parto al pasar por el canal vaginal. La mayoría de los bebés expuestos a los estreptococos del grupo B no se ven afectados por una infección.

En caso de producirse una infección durante el embarazo, puede ocurrir el aborto involuntario o la muerte fetal, pero esto es muy raro.

Estreptococos del grupo B en los recién nacidos

Debido a que los bebés recién nacidos tienen un sistema inmunológico poco desarrollado, estas bacterias pueden propagarse rápidamente a través de su cuerpo, causando infecciones graves, como la meningitis y la neumonía.

Los síntomas de infección por estreptococos B en un bebé recién nacido suelen desarrollarse dentro de las primeras horas o días después del nacimiento, e incluyen:

  • Falta de respuesta
  • Mala alimentación
  • Gruñidos al respirar
  • Irritabilidad
  • Temperatura inusualmente alta o baja
  • Respiración inusualmente rápida o lenta
  • Ritmo cardíaco anormalmente rápido o lento

En algunos casos, el bebé puede desarrollar la infección por estreptococos B unas pocas semanas o meses después del nacimiento. No se sabe exactamente por qué sucede esto, pero no está relacionado con la infección durante el parto. Los síntomas de una infección por estreptococos B de inicio tardío pueden incluir fiebre, falta de apetito, vómitos y disminución de la consciencia.

Cómo prevenir y tratar las infecciones por estreptococos del grupo B en bebés

Las posibilidades de infección en un bebé se pueden reducir identificando el riesgo de que las bacterias pasen de la madre a su hijo, para administrarle antibióticos directamente por vía intravenosa durante el parto. Los factores de riesgo que pueden requerir tratamiento con antibióticos intravenosos para la madre durante el parto incluyen:

  • Si ha dado a luz previamente a un bebé con infección por estreptococos B
  • Si se encuentran estreptococos B en la orina
  • Si se encuentran estreptococos B en exámenes rectales y vaginales
  • Tiene fiebre durante el parto
  • Comienza el trabajo de parto prematuro (antes de las 37 semanas de embarazo)

Si un bebé presenta síntomas de infección por estreptococos B después de nacer, se deben realizar pruebas para confirmar el diagnóstico y administrarle antibióticos por vía intravenosa tan pronto como sea posible. La mayoría de los bebés infectados pueden ser tratados con éxito y logran una recuperación completa, aunque existe la posibilidad de muerte como resultado de complicaciones como la meningitis. Algunos bebés que sobreviven quedan con problemas permanentes, por ejemplo pérdida de la audición, pérdida de la visión y problemas con la memoria y la concentración.

libro-frIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Fiebre reumática y enfermedad cardíaca reumática en los niños", una presentación informativa muy útil para los padres y la familia en general, que persigue:

  • Explicar las causas que originan la fiebre reumática, así como sus síntomas más frecuentes en los niños.
  • Educar a la familia acerca de las complicaciones que puede provocar la fiebre reumática.
  • Explicar las causas que originan la enfermedad cardíaca reumática en los niños, así como sus consecuencias, tratamiento y medidas de prevención.